ARCHIVO GENERAL DE EXTREMADURA





SITUACIÓN: Calle Orden de los Templarios, Mérida. >>Abrir en GOOGLE MAPS
FECHAS: concurso (2008)
PROMOTOR: Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura
ARQUITECTOS: José Antonio Carbajal Navarro, Nicolás Carbajal Ballell y Rodrigo Carbajal Ballell
ARQUITECTOS COLABORADORES: Eva Muñoz Romero, Fernando Moreno Humanes, Ingvild Thommesen Sæbø y Tomás Osborne Ruíz

EL LUGAR, en la nueva Mérida surgida sobre la otra margen del Guadiana, no tendría mayor interés si no fuera precisamente por la presencia del río. El proyecto debería orientarse hacia él, acentuando si cabe el papel relevante que puede protagonizar en el desarrollo futuro de Mérida. Potenciar el río como elemento natural en la ciudad, y los recorridos por sus orillas frente al de nuevas calles o avenidas anónimas en este lado de la ciudad.
EL PROYECTO destinado a reunir, en depósitos, a conservar y ordenar, con el trabajo que se realizará en sus talleres, y a difundir, en el área pública del centro (sala de investigadores, auditorio o aulas), los fondos documentales de la Junta de Extremadura trata de responder con un planteamiento claro a todos estos requerimientos.
Aprovecha la topografía para organizar de manera sencilla estos usos que requieren su especialización y una conexión fluida al tiempo que controlada. Plantea la segregación de las áreas dentro de una estructura común, facilitando la movilidad, el intercambio, y la orientación del visitante. Garantizando a la vez, como se solicita, la absoluta independencia de las tres áreas, reservada, privada y pública. Este proyecto se articula en torno a patios, elementos que proporcionan luz y ventilación natural, y la calma y el contacto con un medio natural que estos trabajos agradecen y que el entorno urbano próximo no puede facilitar.
El proyecto pretende potenciar el área pública con una plaza elevada, con vistas sobre el Guadiana, y con el tratamiento de sus jardines y espacios comunes, con el fin de convertir el centro en polo de la actividad cultural de la ciudad.
EL EDIFICIO emergerá como una roca tallada de la fuerte pendiente del terreno. Presentará alturas distintas en ambos extremos. Así los accesos serán diferenciados, documentos, personal del centro e investigadores entrarán al recinto en plantas distintas. Los documentos, desde la calle Orden de Santiago, en el nivel superior, el personal directamente desde el aparcamiento o bien desde la planta baja, por último los investigadores o visitantes en general desde la plaza elevada de planta primera.
Aprovechamos el desnivel de la parcela para colocar el aparcamiento en el nivel inferior, con posibilidad de ventilación natural, y los depósitos en los superiores, eludiendo el riesgo de humedades del terreno. Al apoyar en la cota inferior de la parcela reducimos el alcance de la excavación.
Esta organización en tres niveles facilita al tiempo una correcta distribución del programa de carácter público, en el inferior existe un acceso directo a las salas de exposiciones que se utilizarán generalmente en horarios diferentes al del propio centro. En el intermedio los accesos principales de público al vestíbulo, también al salón de actos, y desde este, al nivel superior, más reservado, destinado al estudio y la investigación.
El respeto al medio y una concepción general de eficiencia energética son elementos fundamentales del proyecto. Por ello el uso de ventilación e iluminación natural a través de los patios tallados en su volumen, el trazado de una “cubierta solar” con paneles fotovoltaicos o el uso de materiales propios del lugar como el granito.

Esta obra está publicada en divisare.com
>>In english